Jueves - 24 Julio 2014
Facebook icon Twitter icon Google+ icon YouTube icon RSS icon

Escuelas de Rosario: Edificio del Normal No 1, No2 y No3

Normal_1_frente_actual

Los Edificios Escolares Públicos como representación del Estado, su proyección en el imaginario colectivo.

"La construcción de edificios escolares por parte del estado en Rosario, una ciudad no gubernamental, es un caso interesante.
Podemos rastrear un primer ejemplo en el Normal N° 1 -en 1888- dando forma a la plaza Santa Rosa, este edificio de dos pisos se ubicó cerrando la vista de plaza en un área periférica de las calles más importantes que circunscribí­an los ejes de Córdoba y Maipú. En ese momento la zona no estaba consolidada y se acababa de secar la laguna de Sánchez
La construcción del Palacio de Tribunales sobre la calle Córdoba -en 1888- balanceará la construcción de la ciudad sobre el oeste y no sobre el sur como se vení­a dando. Es a partir de esta fecha en que se consolidará el Boulevard Santafesino, hoy Oroño.

Un segundo ejemplo es el Normal N° 2 sobre la misma Calle Córdoba. Esta escuela palacio se construirá para el centenario de 1910, luego se ira completando en sucesivas etapas, hasta llegar a la calle Santa Fe.

Estos dos ejemplos se ubican en el área central, dentro de los bulevares. Son edificios con una gran presencia. El primero despojado de sí­mbolos, propio de una arquitectura laica que buscó despegarse de los sí­mbolos, los órdenes de basamento, desarrollo y remate y una sólida masa edilicia se completan con proporción y ritmo; Desde otra óptica, el edificio del Normal N° 2 establece un dialogo urbano con una multiplicidad de decoraciones, los sí­mbolos que apelan al triunfo –-laureles- y a la abundancia –frutos-. Las columnas de doble altura del ingreso inscriben a este edificio dentro de la representación monumental, tal vez la primera aparecida en Rosario.

Estos ejemplos si bien diferentes buscaron en la arquitectura clásica su validación, el templo como lugar de la sabidurí­a esta presente. Aquí­ se presenta el conocimiento como tal vez una única manera de llegar a la verdad.
Estos edificios institucionales se vincularon con otros de su mismo género. Municipalidad 1888, Palacio de Tribunales provinciales 1888, Asistencia Pública municipal 1888/1902, marcando la presencia del estado en la ciudad.

El tercer edificio que nos interesa es el del Normal N° 3, construido en 1947 en la esquina de las calles Entre Rí­os y La Paz. Este edificio se implantará en un área residencial, en un barrio. Aquí­ la representación del estado cambia su modelo, aparece un edificio nuevo, con materiales conocidos, tejas, ladrillos vistos, revoques de material de frente sin molduras, sin decoraciones. Esta aparente limpieza no implica una pérdida de significación, sino que en ese ámbito de pureza los valores están presentes. Con un nuevo lenguaje se establece la presencia de un edificio cuya imagen impacta por su escala.

En el perfil de ese barrio la construcción de este edificio, que superó en altura todo lo existente, fue sin dudas un sí­mbolo. La escala y su imagen -asociada al orden- y con sus materiales a lo durable, lo sólido, lo atemporal, hacen de este un ejemplo que fue imitado por la arquitectura doméstica de los vecinos del barrio que recurrieron a sus elementos de arquitectura para apropiarse de sus significados.
El techo de tejas, el material de frente, las aberturas fueron elementos que se repitieron en viviendas aledañas y que aún hoy siguen presentes.
Pero y dónde esta el significado?. Este edificio plantea un ámbito de trabajo, una arquitectura ordenada, limpia, higiénica, valores que intenta trasladar a sus usuarios.

Esta imagen asociada con la fábrica y en alguna medida con el pabellón de máquinas es también una cultura del trabajo, del esfuerzo, la falta de sí­mbolos directos que lo relacionen con el pasado permite una arquitectura nueva que facilita la inclusión y la pertenencia.
Existen escritos de los docentes de la escuela donde valoraron el nuevo edificio sobre el viejo, poniendo énfasis en las posibilidades que el nuevo edificio brindárá al educando.

Por otra parte ha habido un cambio con la ideas, el modelo es atemporal, nuevo, sin historia reciente, pero con la gloria y heroí­smo del pasado.
La idea “Pan” el ideal, se reconoce en los textos la importancia del lenguaje y la simbolización como en la utilización de palabras en latí­n que se identifican con lo atemporal. Por el contrario podrí­amos decir que no se plantean problemas prácticos.

Estos edificios estatales corrieron con la responsabilidad de la homogenización de las diferentes colectividades que se asentaron con los años en Rosario. El lenguaje enseñado en las escuelas normales, sustituyo a los diferentes dialectos de diferentes lugares del mundo y es en estos edificios, que los hijos de Rosario, se identificaron con el ser nacional que se antepuso a cualquier particularidad social o de grupo. El lenguaje nacional así­ llego desde la escuela a la casa de los alumnos.

El guardapolvos blanco es un sí­mbolo de esto, pudiendo un alumno ser en cualquier lugar del territorio, no importaba dónde.
La idea de pertenencia y la amenaza de la exclusión se hicieron presentes, en un momento en que la movilidad social permitió a personas analfabetas educar a sus hijos, acceder a la vivienda propia, o a quienes lo desearan llegar a profesionalizarse en el ámbito universitario.
También es importante destacar que el tí­tulo que emitieron estos establecimientos, era el de bachilleres y con algunas materias más maestros normales nacionales. Logrando de esa manera que los usuarios fueran quienes transfirieran los conocimientos del sistema. Este sistema virtuoso logro que el analfabetismo en la argentina bajara estrepitosamente y se ubicara entre los más bajos del mundo.
{gallery}Arquitectura/EscuelaNormalN{/gallery}
La construcción del área metropolitana utilizó este modelo para lograr el éxito de su implantación, en un área no consolidada, esta nueva arquitectura fue utilizada para identificar a los pobladores con la idea de progreso. Aunque en menos escala la utilización de modelos con elementos que hicieron referencia a las obras más grandes, aseguro su aceptación y pertenencia, constituyendo en algunos casos núcleos fundacionales de las urbanizaciones. De alguna manera los modelos metropolitanos necesitan para pertenecer a la metrópolis la pertenencia  y la repetición de un modelo asegura la inclusión dentro de un modelo, donde con mí­nimas  modificaciones el tipo se adaptó a cada zona.
Esta presencia del estado será sin dudas de vital importancia para cada sector.

Como reflexión final, más allá de las patologí­as edilicias que puedan enfrentar estos edificios en la actualidad, nos cabe la pregunta ¿En la actualidad, cual será la identificación de los ciudadanos con el estado al sur de la ciudad luego de la construcción del Normal N° 3? Esa pregunta no tiene una sola contestación, y como un sí­mbolo del estado argentino, tal vez esa respuesta quede en el azar”¦"

{gallery}Arquitectura/EscuelaNormal{/gallery}
Arq. Pablo Mercado
Miembro de CEDODAL Rosario
Miembro de la Comisión de Patrimonio. Colegio de Arquitectos D2. Rosario
Email: pmercado@cablenet.com.ar
Imágenes: Libro "Bodas de Plata" 1917-1942. Rosario.
Bibliografí­a:
RENEL DE ADRIAN, Angela; ANTONIADIS, Demetrio, ARMADA, FJ; BARRIOS, CE; HERRERA,JA; MORENO, MJ; RUIZ BURGOS, A; RUIZ BURGOS, JH; SANCHEZ QUEIROLO,EA; TITOY,JP Escuela Normal Nº 3 de Maestros “Bodas de Plata 1917-1942. Rosario
Revista de la Asociación Pro-Escuela Normal Nacional N3 de maestros
Año XI Nº 22 Rosario Junio de 1947
Revista de la Asociación Pro-Escuela Normal Nacional N3 de maestros
Año XII Nº 23 Rosario Junio de 1948

X
Nombre de usuario o correo electrónico
Sensible a mayúsculas y minúsculas
Image CAPTCHA
Ingresa aquí el texto
Loading